Vivir naturalmente

Seguramente mientras lees este artículo te preguntarás, realmente que beneficios me puede aportar a mi un estilo de vida naturista? Pues aparte de creer que si tiene multitud de beneficios para la vida individual también conseguimos que la vida de los demás sea mejor, que el planeta sea más sostenible y que el medio ambiente no sufra las agresiones de un estilo de vida excesivamente superficial y capitalista donde el tener cosas o parecer algo que no somos es la mejor forma de vida. Seguir unos cánones de belleza falsos no solo es malo para nuestro cuerpo sino que también lo es para nuestra mente. la normalidad de vivir desnudos y una vida natural elimina todos estos estos paradigmas y problemas en la psicología del ser humano.

El Naturismo es una forma de vida en armonía con la naturaleza, caracterizada por la práctica del desnudo en común, con la finalidad de favorecer el respeto a uno mismo, a los demás y al medio ambiente. Esta es la definición por la federación internacional de naturismo (FNI/INF-1974) .

Que aspectos mejoramos:

Implica una vida sana, en cuerpo y en espíritu, alejada de tóxicos y drogas, de violencia y agresividad o discriminación, orientada hacia lo natural, hacia el cuidado del propio cuerpo y del espíritu, y a la aceptación de nuestras propias limitaciones o defectos físicos. Ello nos conduce a elevar nuestra Autoestima.

Respeto a los demás, Nos lleva a aceptar a la gente tal como es, aún cuando piense de manera diferente a la nuestra. A no discriminarla en razón del sexo, hábitos sexuales, color, religión, etc.. El nudista (naturista) tiende a ser una persona sociable, no agresiva, que no invade la privacidad, no se exhibe y no mira con ninguna actitud provocativa que nada tenga ver con la filosofía naturista.

Respeto al medio ambiente, Dentro de este orden de ideas, los naturistas tratan de conservar el Medio Ambiente en la forma más natural posible. Es un hábito de vida, una actitud ecológica que se traduce en conductas respetuosas hacia el entorno, tal como: no tirar basuras, conservar la limpieza, no destruir especies naturales y dejar el espacio que uno utiliza tan limpio o mejor que uno lo encontró para que pueda utilizarlo el que viene.

La aceptación de la desnudez social sigue aún sin ser comprendida por mucha gente.

El desnudo es criticado, en primer lugar, por su constante asociación con conductas obscenas. Asimismo algunas personas tienen temor de probarlo por no aceptar su propio cuerpo. También existen prejuicios de carácter social, religioso, o moral. Para entender que es una apreciación totalmente falsa y lejos de la realidad es que existen grupos de naturistas cristianos algo que debería totalmente contrapuesto entre desnudez y religión.

El naturismo generalmente tiene por objeto promover el retorno a un más natural y saludable modo de vida, como el cuidado de la salud, el medio ambiente y la alimentación y entiende que esto solo puede triunfar sobre sólidas bases. El nudismo social constituye una característica esencial  del Naturismo, en vista de los efectos beneficiosos del sol, del aire y del agua.

Cada país produce un naturismo  específico, y cada asociación o club naturista tiene su propia naturaleza, así como la gente en ella. Los sitios naturistas  cubren la gama entera  que van desde los sitios “espartanos”, a los de  completo del lujo y del refinamiento. Casi todos los sitios se enumeran en la Guía Internacional de la INF -FNI. Muchos de ellos están abiertos continuamente, todo el año. Las asociaciones y los clubes naturistas ofrecen posibilidades numerosas en lo que concierne a deportes y a ocio, para todas las edades.

Muchos de nosotros no solemos darnos cuenta de que la desnudez es la condición habitual que ha prevalecido durante la mayor parte de la existencia de la humanidad. Desde la completa desnudez a la cobertura ocasional del cuerpo era parte del modo de vida desde tiempos prehistóricos, pasando por la civilización grecorromana, hasta parte de la Edad Media. Desafortunadamente, las puritanas leyes de decencia de la civilización moderna han etiquetado las culturas no vestidas de las zonas tropicales como ofensivas e inferiores. Misioneros, colonos y comerciantes alentaron de modo muy efectivo la adhesión a los códigos de vestimenta occidental allí donde hallaron una cultura primitiva.